La reconstrucción: un año después de la tragedia, así está Chapecoense

La reconstrucción: un año después de la tragedia, así está Chapecoense

Cómo resurgió el conjunto brasileño a un año del accidente que se cobró la vida de 71 personas; qué paso con Alan Ruschel, Jackson Follmann y Hélio Zampier Neto

por noviembre 28, 2017

El 28 de noviembre de 2016 el vuelo 2933 de la empresa LaMia que transportaba al plantel del equipo brasileño de fútbol Chapecoense rumbo a la ciudad de Medellín para enfrentar a Atlético Nacional en la final de la Copa Sudamericana, se estrelló y terminó con la vida de 71 personas, entre jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, periodistas y tripulantes.

A un año del drama, el equipo, que venció este fin de semana 1-0 a Bahía en el Brasilerao, consiguió su clasificación a la Copa Sudamericana 2018 y tiene posibilidades todavía de ir a la Libertadores, aunque la tristeza embargará a toda la ciudad de Santa Catarina al recordar aquel hecho.

La tragedia, en la cual sobrevivieron cinco personas, afectó seriamente al modesto club brasileño. Fallecieron 71 de los 77 ocupantes, entre ellos 19 futbolistas; el presidente de la institución, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico.

Equipo

Las muestras de solidaridad en el mundo del fútbol fueron inmediatas. La Conmebol proclamó a Chapecoense como campeón de la Copa Sudamericana 2016 sin tener que jugar las finales con el conjunto colombiano, que había ganado la Copa Libertadores.

Más allá de lo deportivo, Chapecoense debió afrontar en 2017 un arduo trabajo referente a la reparación económica a los familiares de las víctimas del accidente.

Luiz António Palaoro, vicepresidente jurídico del club, fue quien se encargó del asunto a lo largo de la temporada. Abogado, y miembro destacado de la Orden de Abogados de Brasil, Palaoro lidió con varias situaciones conflictivas como funcionario del club.

En el largo proceso para que los familiares reciban las indemnizaciones que juzgan correspondientes, además del Chapecoense, están involucradas las respectivas justicias de Bolivia (de donde era la empresa aérea LaMia) y de Colombia (donde cayó el avión), lo que dificulta la cuestión.

¿Qué pasó con los jugadores que sobrevivieron a la tragedia?

A diferencia de los 19 compañeros de equipo que murieron en el accidente, Ruschel, Follmann y Neto salvaron sus vidas con diferentes grados de lesiones ocasionadas por el impacto de la caída del avión.

Sobrevivientes

Uno pudo continuar su carrera como jugador, otro espera hacerlo el año que viene y mientras tanto escribió un libro, y el restante debió retirarse por las secuelas que sufrió.

Es Follmann quien vio interrumpida su carrera por el accidente. A los 24 años, el ahora ex futbolista vio cómo terminaba su trayectoria como arquero, después de la amputación de parte de su pierna derecha.

Hélio Zampier Neto, Neto a secas en Brasil, es defensor central, tiene 32 años y fue el último de los rescatados, gracias a la persistencia de un socorrista, que escuchó sus quejidos entre los restos de la aeronave cuando la búsqueda de supervivientes estaba por terminar.

En este primer año aún no ha vuelto a jugar, aunque la previsión es que lo haga la temporada que viene. Por lo pronto, el 6 de enero de 2017, cuando el “nuevo Chape” comenzó la pretemporada, Neto estuvo en el vestuario, convaleciente y en muletas, pero firme para dar su apoyo a los nuevos compañeros.

La prolongada recuperación le permitió escribir un libro, “Puedo creer en el mañana”, en el cual narra su experiencia como sobreviviente.

Allan Ruschel es el tercer superviviente y sin dudas se ha transformado en la figura icónica de la tragedia de Chapecoense. Tal vez la razón se encuentre en que logró recuperarse más rápido que Neto e Follmann de las heridas sufridas en el desastre aéreo, lo que le permitió volver a entrar en un campo de fútbol como jugador profesional el 5 de agosto, siete días después de que se cumplieran siete meses del accidente.

REALICE UN COMENTARIO