Con un tanto de Abila, Huracán venció a Colón y lo eliminó

Con un tanto de Abila, Huracán venció a Colón y lo eliminó

El Globo se impuso por la mínima diferencia al Sabalero, por el tanto del histórico goleador

septiembre 2, 2017

Con la pólvora intacta del artillero Ramón Wanchope Abila, Huracán pasó esta noche a los octavos de final de la Copa Argentina al batir a Colón de Santa Fe 1-0 en el Estadio Diego Armando Maradona.

A los 30 minutos del segundo tiempo, Wanchope se hizo cargo de un penal y fusiló a Gonzalo Marinelli para darle a los del Globo el boleto hacia la próxima fase de esta competencia tan federal, en la que se medirá con el ganador de la llave que componen Vélez Sarsfield y Aldosivi.

La victoria de Huracán fue merecida porque estuvo mejor en las dos áreas, aunque los Sabaleros les dieron algún susto sobre el epílogo.

En el primer período Colón trató de recurrir a un juego rasante y prolijo, pero Huracán fue el más profundo.
Sobre el final de ese segmento el conjunto que conduce Gustavo Alfaro tuvo una chance neta, porque Wanchope Abila giró dentro del área grande, hizo un túnel, pasó entre dos adversarios y remató, pero tapó Marinelli en rapidísima respuesta.

En la segunda parte, a los 4 minutos, hubo un córner cerrado desde la izquierda que pegó en la rodilla de Tomás Sandoval y en gran reacción Marinelli evitó el autogol al ceder otro tiro de esquina.

El cotejo estuvo demorado una decena de minutos porque se descompuso un simpatizante del Globito por un pico de presión en la tribuna y el médico de Huracán dejó el campo de juego para ir a socorrerlo. La intervención del facultativo resultó eficaz y el hincha, apoyándose en los hombros de un allegado, bajó la grada, con el torso desnudo y caminando, para ser trasladado por precaución hacia un centro asistencial.

Y a ese partidario de la entidad de Parque de los Patricios lo debe haber mejorado aún más Wanchope, al ejecutar sobre la media hora un penal con tremenda potencia y eficacia, a la derecha de Marinelli. La sanción había sido correcta porque hubo una muy evidente mano intencional de Guillermo Ortiz para detener un ataque de Ignacio Pussetto, desde la derecha, cuando el mediocampista enganchaba hacia la zona frontal.

No obstante, a cinco minutos del desenlace hubo un disparo de Cristian Guanca que rechazó Marcos Díaz, como para garantizar el festejo de los Quemeros.

Fuente DyN.

Los goles:

REALICE UN COMENTARIO