Quién queda como presidente de la FIFA tras la suspensión de Blatter y Platini

Quién queda como presidente de la FIFA tras la suspensión de Blatter y Platini

El elegido para estar al frente del organismo hasta mediados de enero es el camerunés Issa Hayatou, mandatario de la Confederación Africana y de la Comisión de Finanzas del ente. También enfrenta cargos por sobornos

por octubre 8, 2015

La Comisión de Ética de la FIFA decidió esta mañana, tras el escándalo por corrupción que sacudió al máximo organismo del fútbol mundial en mayo de este año, separar de sus cargos por 90 días a Joseph Blatter y Michel Platini.

El camerunés Issa Hayatou, el siguiente en la línea de mando como vicepresidente senior, quedará como presidente de la institución hasta que se cumple la sanción de los dirigentes que fueron removidos de sus cargos.

“Si el Presidente cesa definitivamente o está impedido para ejercer sus funciones oficiales, el vicepresidente con más años de servicio le representará hasta el Congreso siguiente”, marca el estatuto. Por esto, el africano es quien debe quedar al mando de la FIFA.

El dirigente electo comenzó su carrera en los años ochenta en la Federación Camerunesa de Fútbol (Fecafoot), antes de pasar a presidir la Confederación Africana de Fútbol (CAF) en 1988 y de entrar en el Comité Ejecutivo de la FIFA en 1990.

El africano de 69 años ocupa actualmente además la presidencia de la Comisión de Finanzas, la que tenía como número uno al ex titular de la AFA Julio Humberto Grondona. En 2002 fue candidato a presidente pero cayó ante Blatter, de quien tiempo después se hizo aliado.

Hayatou tiene como principal logro dentro de la FIFA la organización del primer Mundial en África, en Sudáfrica 2010. Sin embargo, tampoco está limpio y su nombre también está vinculado a hechos de corrupción.

En diciembre de 2011, el Comité Olímpico Internacional (COI), del que forma parte, dictó una sanción contra él por su implicación en el caso de sobornos de ISL, colaborador comercial de la FIFA en los años noventa. El ex atleta reconoció haber percibido unos 15 euros en efectivo de la empresa televisiva para financiar las celebraciones del 40° aniversario de la CAF en 1995, lo que para el Comité representa un conflicto de intereses.

Además, en junio admitió a la revista Jeune Afrique un pago de 1,8 millones de dólares a la CAF por empresarios cataríes “para poder exponer su proyecto” para ser sede del Mundial de 2022 durante el Congreso de la CAF en Luanda, en enero de 2010.

 

REALICE UN COMENTARIO