Fin de la novela Bombonera: ¿se queda o se muda?

Fin de la novela Bombonera: ¿se queda o se muda?

El presidente xeneize Daniel Angelici se reunió con catorce agrupaciones del club, y se pusieron de acuerdo sobre qué hacer con el mítico estadio

por julio 13, 2017

El futuro de La Bombonera, uno de los estadios más emblemáticos del país, es uno de los temas centrales de la gestión de Daniel Angelici. Y el tema ya tiene un desenlace: el mítico estadio no se moverá de su lugar. Así se decidió en una reunión en la que Angelici y la gran mayoría de las agrupaciones xeneizes se pusieron de acuerdo para llevar adelante la remodelación.

Angelici y representantes de catorce agrupaciones “xeneizes” se reunieron anoche en los quinchos del club y acordaron declarar como “política institucional” solucionar el tema de la “ampliación y modernización” del estadio Alberto J. Armando.

En el encuentro sólo faltó la agrupación de Jorge Amor Ameal, máximo opositor al oficialismo actual en Boca.

Todos los presentes firmaron un documento en el que se comprometen a trabajar “juntos y agotar las instancias” para lograr el objetivo propuesto “sin banderías políticas”, según consignó el comunicado oficial del club.

El presidente Angelici aprovechó el encuentro para explicar el último acuerdo firmado con el Colegio Profesional Inmobiliario que se encargará de analizar en profundidad la situación de cada una de las propiedades de las manzanas linderas a La Bombonera que se necesitarían ampliar la capacidad.

Decidida la no mudanza, actualmente están en danza dos grandes proyectos: uno a cargo del prestigioso estudio M/SG/S/S/S/V (por las iniciales de los arquitectos Manteola, Sánchez Gómez, Santos, Solsona, Sallaberry y Vinson).

Ellos fueron los que trabajaron en las últimas grandes reformas del estadio en 1996 y para llevar a cabo dicho proyectos habría que adquirir las 183 viviendas linderas al estadio, algo hasta el momento inviable teniendo en cuenta que varios de esos vecinos nos cuentan con el título de propiedad correspondiente a sus domicilios.

La otra iniciativa es la que presenta el esloveno Tomaz Camernik (compatriota de Viktor Sulcic, uno de los que edificó el estadio original en la década del 40. En la misma no habría problemas con respecto a los vecinos ni las propiedades linderas, ya que planea agregar una bandeja por encima de los palcos, de modo de ampliar la capacidad en unos 20 mil espectadores más.

En tanto, Juntos Por Boca, única la agrupación que no participó de la reunión, también tiene su propio proyecto. Denominado “Boca 360”, planea cerrar las tres bandejas del estadio para aumentar su capacidad en más de 20 mil espectadores

REALICE UN COMENTARIO