A dos años del gas pimienta, ¿qué fue de la vida del Panadero?

A dos años del gas pimienta, ¿qué fue de la vida del Panadero?

El domingo pasado, en un nuevo Boca-River, se cumplieron dos años del incidente de la Copa Libertadores. Cómo vive hoy el personaje que se transformó en folclore dentro del fútbol

por mayo 16, 2017

El domingo pasado se cumplió un nuevo aniversario de lo que es quizás la anécdota más importante entre Boca y River en los últimos tiempos. Un 14 de mayo de 2015, chocaban los dos clubes más grandes de Argentina por la Copa Libertadores. Pero todo terminó en escándalo luego de que desde la tribuna de Boca arrojaran gas pimienta. El partido se le dio a River, que finalmente terminó saliendo campeón del certamen.

“El Panadero” terminó inmortalizado como el personaje que intentó evitar de manera poco honorable que su equipo cayera. River terminó indicado como el club que ganó “por escritorio”. Lo cierto es que pasaron dos años y la pregunta es ¿cómo vivió lo que siguió El Panadero Napolitano?

Su perfil cambió muchísimo y hasta en algún momento se rapó para cambiar un poco su apariencia. Sigue usando gorritos o capuchas, pero nunca más pisó la Bombonera. Primero por precaución, después porque no lo dejó la Justicia, informó TN.

Lejos quedaron sus épocas de barrabrava disidente a La 12, de sus viajes por toda América y el mundo para seguir a Boca y sus fotos con jugadores, entrenadores y dirigentes.

Una sola vez salió en los medios, a pocos días del 14 de mayo de 2015. “Lo que hice fue sin darme cuenta, jamás tuve la intención de hacer eso. Hace 25 años que voy a la cancha y nunca tuve un problema. Tengo familia. Imaginate que si se sabía se me venía el mundo encima, como ahora. Me conoce todo el mundo, saben cómo soy”, le dijo a Gustavo Grabia en un audio que le envió por WhatsApp.

Ese sitio habló con su abogado, Hernán Carluccio, quien confirmó que “no quiere hablar con nadie, pero no hubo grandes cambios en la vida de Adrián. Boca lo echó como socio y no volvió más a la cancha, pero no porque haya pasado nada raro ni haya sido amenazado”.

“Está arrepentido por lo que hizo, porque lo puso en el centro de la escena a él, que es un tipo normal y con un perfil muy bajo -explicó Carluccio-. Le duele porque no puede seguir más a Boca, que era su vida, pero el tema ya pasó y está cumpliendo con la probation”.

REALICE UN COMENTARIO