Gesto ejemplar: se les quedó el micro y los “rescataron” los padres de los rivales

Gesto ejemplar: se les quedó el micro y los “rescataron” los padres de los rivales

Ocurrió este fin de semana, cuando el equipo de M16 de rugby de Monte Grande visitaba a San Carlos; un simple llamado de un entrenador a otro activó un protocolo comandado por los padres del “Carcelero”

por abril 25, 2017

“Se nos quedó el micro, vamos a tardar en llegar”, fueron las palabras del entrenador de la categoría M16 del club Monte Grande a su par de San Carlos. Este domingo, ambos clubes tenían previsto enfrentarse, pero un desperfecto en el vehículo que trasladaba a los visitantes impuso un inesperado obstáculo para su llegada a la sede del “Carcelero”.

El colectivo se había quedado a cinco kilómetros de llegar a San Carlos y no había forma de reanimar el motor. Sólo quedaba caminar hasta el club de Pablo Nogués.

En ese momento, el padre de uno de los jugadores de Monte Grande se acercó hasta el lugar con su camioneta para alivianar de peso a los jugadores, que descargaron los bolsos en el auto. Sin embargo, en ningún momento se imaginaron lo que ocurriría minutos después.

Después del partido, los padres de San Carlos compartieron el tercer tiempo junto a los de Monte Grande

Después del partido, los padres de San Carlos compartieron el tercer tiempo junto a los de Monte Grande

“Mucho más gratificante fue ver llegar detrás a una caravana de diez autos de los padres de M16 de San Carlos que venían a ‘socorrer’ a nuestros jugadores. Un ejemplo vale más que mil palabras”, reza la emotiva carta de agradecimiento que le envió Monte Grande a San Carlos el pasado lunes.

La carta, firmada por el presidente de Monte Grande, Héctor Goizueta, agrega: De ahora en adelante, cuando tengamos que explicar qué significa o cuáles son los valores que el rugby promueve, sin duda alguna, el club San Carlos será protagonista de la historia en un concreto ejemplo que nos ayudará a hacer dicha explicación mucho más didáctica y simple”.

REALICE UN COMENTARIO