La pelea de Victoria Liendro: es transexual y quiere jugar en la liga femenina de hockey

La pelea de Victoria Liendro: es transexual y quiere jugar en la liga femenina de hockey

La Asociación salteña de hockey no le permite jugar porque habría una ventaja competitiva; la Ley de Identidad de Género y una resolución del COI, la amparan

por abril 1, 2017

Victoria Liendro, de 35 años, se encuentra en medio de una lucha que no debiera estar pasando. Jugadora de hockey, que había dejado la actividad hace muchos años por su condición de mujer-trans, tuvo el deseo de darse una nueva oportunidad.

La Asociación Salteña de Hockey, ajena a la Ley de Identidad de género, y a una resolución de 2015 del COI, que indica que los niveles de testosterona de una jugadora trans son iguales a los de las mujeres, le prohibe jugar.

La federeción se basa en la resolución N° 145 de la CAH, en la que se objetó la participación a una jugadora transexual. A su vez, esta resolución  se apoya en una argumentación de la FIH, de 2004.

Nada de esto, en rigor de verdad, tiene validez, pues la ley de identidad de género, sancionada en 2012, le da amparo legal, así como la resolución del COI de noviembre de 2015, todos organismos por encima de la ASH.

En diálogo con el Diario La Nación, Liendro advirtió que, en mayo, presentó formalmente el pedido con todos los requisitos correspondientes (recomendaciones del COI, DNI, y los valores hormonales) en la CAH, pero no recibió respuesta.

“En ese momento me estaba haciendo un tratamiento con una endocrinóloga. En agosto, me vuelven a pedir los papeles y ahí me piden que los valores me los haga con un médico con de la asociación. Nunca me respondieron de manera formal qué había dicho el médico de la CAH”, expresó Liendro.

Luego, prosiguió: “Elijo ser profesora, militante, activista o tener una idea política; yo no voy a elegir ser trans. Soy una mujer trans. No es que lo soy a partir de la ley. Legalicé mi identidad para evitar todos los resquemores jurídicos. Si esas elecciones terminan siendo socavadas por las decisiones de terceros hay una violación de los derechos. Porque el deporte lo elijo como parte de mi proyecto de vida”.

Actualmente, la salteña se está entrenando, y dijo que ya participó de los amistosos, torneos previos, y preparativos. Sin embargo, tiene denegada la participación en la comepetencia oficial.

Liendro no es el primer caso de una mujer trans a quien no se le permite jugar en una liga femenina. Casos como estos, con las legislaciones deportivas y nacionales que respaldan, no debieran tener lugar.

Tras cinco años de la sanción de la Ley de Identidad de Género, es hora de que su cumplimiento sea efectivo, en un área tan sensible como el deporte.

REALICE UN COMENTARIO