Barras de Chacarita atacaron a jugadores de Chicago

Barras de Chacarita atacaron a jugadores de Chicago

También pegaron y robaron a familiares de los futbolistas y a dirigentes de Nueva Chicago de futsal

septiembre 28, 2015

Parte del plantel de futsal de Nueva Chicago fue agredido y robado durante un partido oficial ante Chacarita Juniors, a cuyos barras bravas acusa la dirigencia del club de Mataderos.

“Pudo haber sido una masacre”, destacó el vicepresidente de Chicago, Rodolfo Block, sobre los sucedido ayer en el club Las Heras, de Villa Ballester, donde Chacarita hizo de local el partido oficial que organiza la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Las imágenes por redes sociales dan cuenta de cómo terminó el delegado Ariel Porta, con el ojo cerrado por un golpe y el estado en que quedó.

“Hoy siento vergüenza. Venimos trabajando para erradicar la violencia de Chacarita. Hacía rato que no se veían incidentes con su barra. Creíamos que estábamos curados pero no fue así. Entraron y pegaron a mansalva y robaron algunas pertenencias”, expresó Héctor López, presidente de Chacarita por TyCSports.

López se enteró de lo ocurrido cuando lo llamó su par de Chicago, Sergio Ramos, cuando volvía de Mendoza, donde Chacarita jugó con Independiente Rivadavia, por el Nacional B.

Tan fue el cuadro en el gimnasio de Las Heras, que Ariel Carta, entrenador de Chacarita, anunció que renunciaba al cargo tras lo ocurrido. Faltaba poco menos de dos minutos para terminar el primer tiempo del partido que Chacarita ganaba 1-0 cuando se desató la furia.

“Había unas treinta personas de Chicago y lamentablemente empezó a entrar gente de Chacarita. En cinco diez minutos llegaron diez quince, veinte., hasta que el último grupo que vinieron directamente a agredirnos adonde estábamos nosotros”, contó Block El dirigente dijo que “sin mediar palabra empezaron apegarle a la gente que estaba con la camiseta de Chicago, estaban los que pegaban y los que robaban”.

Block describió que había solo dos policías, uno que protegía a la gente de Chicago y otro a los árbitros, con lo cual no pudo frenar a los atacantes.

Pese a que lo ocurrido fue en Ballester, partido de San Martín, Block dijo que “nunca llegó la ambulancia” y que los agredidos tuvieron que ser atendidos en el hospital Santojanni, en el porteño barrio de Liniers.
Según Block en el futsal en Chicago “la barra no acompaña” y que es un deporte “más familiar”.

 

FUENTE: DYN

REALICE UN COMENTARIO