El drama económico del boxeador Omar Narváez

El drama económico del boxeador Omar Narváez

Por falta de dinero, el “Huracán” no sabe si peleará el 4 de marzo en Nueva York. Mientras piensa seriamente en “colgar los guantes”, promociona una actividad en Facebook, con la cual sobrevive

por enero 27, 2017

El multicampeòn chubutense de boxeo Omar Narváez anunció que piensa “colgar los guantes” debido a “dificultades económicas insalvables”.

A los 41 años y con dos títulos mundiales encima, la realidad de Omar Narváez no es la mejor. El apoyo económico no es suficiente y según él no puede disponer de un buen entrenamiento. El “Huracán” que se prepara para pelear el 4 de marzo contra el puertorriqueño Manny Rodríguez se mostró desahuciado.

Según detalla el diario Clarín, preocupado por el presente económico y cómo le dará de comer a sus hijos, el boxeador tiene otra actividad que lo apasiona y, aparentemente, le da ganancias: cría perros de raza en su propia casa. Y los promociona a través de su página de Facebook donde los pone a la venta.

Narváez contó que está pensando seriamente en retirarse: “Lo vengo pensando desde hace un tiempito porque no dan los números para que yo pueda mantenerme en este nivel, dado que los costos para un entrenamiento de alto rendimiento son muy grandes. Lo estamos analizando, lo hablo mucho con mi familia y la gente de confianza que está alrededor mío. Al no recibir ayuda importante para la preparación, eso ya me desmotiva, el trabajar sabiendo que voy a ir a pelear en una pelea sumamente importante y para la que me vengo preparando hace mucho tiempo”, aseguró en un reportaje realizado por FM Tiempo de Trelew.

Y continuó: “Para subir al ring, ir a cobrar y bajar con los números en cero prefiero hacer otra cosa. Necesito vivir, mis hijos tienen que estar mejor y tengo que ir pensando lo que tengo que hacer”.

Narváez arriesgará su prestigio en Nueva York (si es que finalmente se presenta) pero los números no le cierran: “También quedaría en deuda con Osvaldo Rivero. Hace varias peleas que vengo quedando en deuda con Rivero porque prepararse para que yo pueda estar metido en los primeros lugares del ranking lleva un cierto nivel de preparación y gastos de entrenamiento y suplementación. Es más, termino haciendo guantes de sparring con gente de acá cuando yo tendría que ir a entrenar al CENARD con la gente de la selección”.

Finalmente dijo que “no puedo estar haciendo guantes con chicos que recién debutan. Se supone que yo, al ser campeón del mundo y buscar un tercer título mundial, tengo que trabajar con gente que me exija todo el tiempo”.

REALICE UN COMENTARIO