Nuevos audios revelan por qué habría caído el avión de Chapecoense

Nuevos audios revelan por qué habría caído el avión de Chapecoense

Son aportados por un operador de LAN en Medellín que habló con la torre de control y el copiloto de un avión de Avianca. ¿Cuál es la principal hipótesis de la tragedia?

por noviembre 30, 2016

Un suceso que impactó en el mundo: el avión que transportaba a los futbolistas del Chapecoense de Brasil, que debían disputar hoy la final de la Copa Sudamericana ante el Atlético Nacional, se estrelló cerca de Medellín, en el noroeste de Colombia, en un accidente que dejó 71 de muertos y seis sobrevivientes, la mayoría de ellos con heridas de gravedad.

En las últimas horas, un operador de LAN en Medellín grabó un revelador mensaje de voz minutos después de la caída del avión.

Según se puede apreciar, el hombre habló con personal de la torre de control del aeropuerto al que debían arribar y allí le informaron qué pasó.

“Ya tengo la versión oficial de la torre. El man (piloto) venía de Biru Biru, que eso creo que es Santa Cruz de la Sierra, y es un avión que tiene cuatro horas de combustible. Gastó 4 horas y 15 minutos a Medellín”, se escucha en el mensaje difundido anoche en Animales Sueltos.

“El tipo venía con el combustible exacto. Por un punto que se llama Dagmo, en la frontera con Panamá, venía un video (otro avión) a Colombia. Ahí reportó que tenia escape de combustible. El man lo que hizo fue quedarse callado y no dijo que él también estaba grave de combustible”, continuó.

“Entonces el controlador lo que hizo fue poner a todos los aviones en espera para dar prioridad al que venía con escape de combustible y el man, ya después de que estaba en la espera, dijo que no, que tenía falla eléctrica, pero era porque se le estaban apagando las turbinas por combustible”, remarca.

“Cuando reportó ‘May Day, May Day’, ya deben haber estado apagando los motores. Por eso el avión cayó, no se estrelló, fue por combustible”, culmina el audio, horas después de haberse encontrado las cajas negras con el fuselaje.

Además, Juan Sebastián Upegui, copiloto de Avianca que sobrevolaba la zona cuando cayó el avión de Lamia con la delegación del Chapecoense, contó que escuchó los mensajes de emergencia de la tripulación.

Una de las víctimas fue el piloto del avión, identificado como Miguel Quiroga Murakami, era además uno de los dueños de LaMia Bolivia, una empresa fundada en Venezuela por un empresario chavista y con una mínima flota de tres aviones, de los cuales sólo uno estaba en funcionamiento.

La nave accidentada tenía una autonomía de 2.965 kilómetros y, según el sitio web Flytracker, recorrió 2.975 kilómetros antes de desplomarse.

“De ser así, ¿por qué no pidió ‘emergencia’ para aterrizar en vez de ‘prioridad’? Puede ser para evitar la multa que esto supondría”, se preguntaron expertos locales.

REALICE UN COMENTARIO