El tenis argentino, en su hora más soñada

El tenis argentino, en su hora más soñada

Daniel Orsanic, Juan Martín Del Potro, Federico Delbonis, Leo Mayer y Guido Pella hicieron lo que ni Vilas, ni Clerc, ni Nalbandian pudieron; la dimensión histórica de un triunfo sin precedentes

por noviembre 27, 2016

Argentina se coronó campeón de la Copa Davis, y cuesta decirlo, después de tantas frustraciones, tantas idas y venidas, tantos jugadores gloriosos que ilustraron nuestro tenis y no pudieron hacerse del trofeo.

En la hora menos pensada, en el año más cuesta arriba de los últimos tiempos.

Con un calendario adverso, canchas difíciles y rivales competitivos.

Con un equipo nacional entre los menos laureados de las útlimas ediciones de la copa.

A muy poco tiempo de la llegada de la Legión, Argentina se da un gustazo.

Para otro momento quedarán las estadísticas y las ideas. ¿Dónde pone a Del Potro este triunfo en términos históricos del deporte de la raqueta? ¿Qué lugar le merece, más que nunca, en la historia? ¿Cuántos tildaron al equipo de perdedor? ¿Cuántos dijeron que Maradona (si, el mismo del 86′) era “mufa?

Por todos los que hablaron, y por los que no, esta copa merece sólo ser festejada por el grupo de jugadores, cuerpo técnico y hasta dirigentes del tenis. Los demás, somos de palo.

Felicitaciones a los nuevos nombres ilustres del tenis (y del deporte) argentino: Daniel Orsanic, Juan Martín Del Potro, Federico Delbonis, Leo Mayer y Guido Pella.

REALICE UN COMENTARIO