Baile: Racing humilló a Independiente y lo goleó con fiesta incluida

Baile: Racing humilló a Independiente y lo goleó con fiesta incluida

El equipo de Zielinski ganó un partido fundamental frente a su gente y demostró estar a la altura de las circunstancias; Independiente fue un equipo disminuido y sin reacción; Lisandro López, la gran figura

por noviembre 27, 2016

Racing Club goleó esta noche a Independiente 3-0 en el Cilindro y dejó muy malherido al equipo de Gabriel Milito.

Dos de los goles los hizo el capitán y emblema Lisandro López, quien dejó el campo de juego ovacionado, y el artillero Gustavo Bou fue quien también hizo su aporte en la red del vecino.

En la próxima fecha de la competencia doméstica, que será la duodécima, la Academia visitará a Boca Juniors y el Rojo recibirá a River Plate.

Los dos elencos llegaban con presentes irregulares, pero en la ocasión Racing sacó provechó de un juego directo y de la contundencia de sus atacantes, quienes causaron y explotaron errores de los Rojos.

El conjunto de Ricardo Zielinski con este reconfortante triunfo se reacomoda también en la tabla, y se puso a cinco unidades del líder Estudiantes de La Plata. El visitante, en cambio, fue un equipo por demás tibio, que no estuvo a la altura del clásico y lo pagó muy caro.

La diferencia hasta pudo haber sido mayor, pero lo impidieron las intervenciones del arquero uruguayo Martín Campaña.

El oriental tapó peligrosos tiros desde fuera del área de Bou y de Marcos Acuña, ya al minuto de juego y a los 7.

Racing no tenía mucho volumen de juego, pero era práctico y a los 23 abrió el marcador por un saque largo de Agustín Orion que no resolvió Gustavo Cuesta, tuvo la oportunidad de disparar desde fuera del area Licha López y la clavó abajo y a la derecha de Campaña.

A partir de entonces el juego de Racing decayó porque se replegó y le dio la pelota a Independiente, que, aunque con dificultad, estuvo a punto de empatar a los 42, en una de sus pocas llegadas, cuando Juan Sánchez Miño lanzó un centro desde la izquierda y Orion evitó la caída de su valla sobre el ángulo superior derecho.

Por entonces el clásico todavía era parejo y cerrado, pero todo se facilitó para el local a partir de los 2 minutos del segundo período, gracias a un error gravísimo de Jorge Ortiz, quien en vez de despejar retrocedió hasta al puerta del área, donde López le robó el balón para habilitar sobre la izquierda a Bou, quien acertó abajo y a la derecha del arquero.

Pronto hubo otro error de Independiente y la situación se convirtió en goleada. A los 18, hubo un córner ejecutado por el Huevo Acuña desde la izquierda y derivó en un penal infantil de Nicolás Tagliafico a López, que el capitán cambió el tiro castigo por el 3-0 que desató la eurforia del público.

Desde entonces Independiente la pasó muy mal en el campo de juego, estaba desbordado, abatido, y pudo haber sido todavía peor el resultado final, pero lo evitó Campaña.

Racing dispuso de varias chances, pero Independiente apenas arrimó a la zona de Orion.

En definitiva fue un pésimo partido de Independiente y a Racing le alcanzó con el picante que tiene arriba para ganarle con un histórico y apabullante 3-0.

Agencia DyN

Los goles del partido:

REALICE UN COMENTARIO