Maradona, Fidel Castro y la insólita anécdota de la tapa del inodoro

Maradona, Fidel Castro y la insólita anécdota de la tapa del inodoro

Guillermo Coppola, amigo de Maradona y compañero en su aventura en Cuba, contó una anécdota que involucra la tapa de un inodoro y a un ex Presidente de los Estados Unidos

por noviembre 26, 2016

Conocida la muerte de Fidel Castro, uno de los hombres a buscar sin dudas era Diego Armando Maradona, que casualmente se encuentra en Zagreb alentando al equipo argentino de Copa Davis.

Visiblemente emocionado, Diego evocó con gran cariño y tristeza al líder de la Revolución Cubana.

Del otro lado del mundo, en Buenos Aires, Guillermo Coppola era también un hombre requerido, puesto que fue compañero del ex futbolista en Cuba cuando Maradona se recuperaba de su adicción a las drogas.

En diálogo con Radio Mitre, el ex manager contó que todo comenzó un día que Castro irrumpió en La Bombonerita, la vivienda del Diez en La Habana. “Yo lo saludé gritando, para que Diego me escuchara y cerrara su habitación con llave, porque teníamos un arsenal ahí adentro”, recordó Cóppola. Acto seguido, Maradona abrió la puerta en cuero, descalzo y con una tabla del inodoro colgada del cuello.

Entre sorprendido e incrédulo, el fallecido lider lo miraba a Diego, que le dijo: “Comandante, buen día, este es un regalo para usted”. En ese mismo instante, exhibió una foto de George Bush en la tapa del inodoro y esbozó: “Para que cada vez que la use, se lo dedique”. Las risas fueron generalizadas y Cóppola contó que pasaron toda esa mañana juntos.

REALICE UN COMENTARIO