Hizo cinco mil kilómetros a dedo para ver la semifinal de San Lorenzo

Hizo cinco mil kilómetros a dedo para ver la semifinal de San Lorenzo

Matías Agustín Montiel vive de mochilero hace ocho meses y decidió cambiar su itinerario para ver al club del que es hincha jugar ante Chapecoense por la Sudamericana

noviembre 23, 2016

Su historia es única: a sus 26 años decidió recorrer cinco mil kilómetros a dedo para poder llegar a Chapecó, en donde San Lorenzo jugará la semifinal de la Copa Sudamericana ante Chapecoense.

Matías Agustín Montiel vivía en Castelar pero hace ocho meses se fue a Brasil de mochilero y todavía no regresó. Mientras vivía en Manaos se enteró que el Ciclón deberá disputar la vuelta de la semifinal de la Sudamericana y no lo dudó: le pidió a su papá que le saque entradas por Internet para estar en el Arena Condá: “En Buenos Aires era profesor de educación física, pero renuncié al colegio en donde estaba trabajando y me puse a viajar. Mi aventura empezó cuando me tomé un micro hasta San Pablo, que tardó tres días en llegar. A partir de ahí fui viendo para dónde podía ir. Un poco lo planeé antes de salir y un poco no. Tenía una ruta más o menos armada, pero cuando me enteré del partido de San Lorenzo todo lo que había planeado cambió rotundamente”.

Mientras hacía guardia en el hotel donde paran los jugadores de San Lorenzo, Clarín se acercó a dialogar con él y conocer su historia: “Cuando estaba en Manaos me enteré que jugaba San Lorenzo contra Chapecoense y empecé a hacer dedo para llegar. No fue fácil, pero la gente me fue ayudando en el camino. En el medio del viaje me quedé sin plata, y hasta estuve durmiendo en estaciones de servicio. Los camioneros me dieron una mano terrible, dándome comida y ayudándome a llegar hasta acá”.

Matías explicó cómo recorrió los cinco mil kilómetros y qué planea hacer en el futuro: “Llegué justito al partido. Ahora estoy parando en una pensión. No es muy buena pero zafa para estos días. No sé qué hacer. O hago temporada en Isla Grande (Río de Janeiro) y busco un trabajo de lo que sea o vuelvo a Argentina y paso año nuevo allá con mi familia, pero ahí no tengo ni pelopincho, je”.

REALICE UN COMENTARIO