España: condenaron a Sergio Araujo a nueve meses de prisión

España: condenaron a Sergio Araujo a nueve meses de prisión

El delantero de Las Palmas se había negado a un control de alcoholemia. No deberá cumplir la condena en la cárcel y no podrá conducir por un periodo de dos años

por noviembre 8, 2016

El delantero argentino que juega en Las Palmas, Sergio Araujo, fue condenado a nueve meses de cárcel y a dos años sin poder conducir por negarse a un control de alcoholemia.

De todas maneras, el futbolista no deberá cumplir la pena en prisión. El episodio se produjo el último 26 de septiembre en la localidad de Ingenio, Gran Canaria, España.

En la causa que se celebró en el Juzgado Penal 3 de Las Palmas de Gran Canaria, declararon, además del ex futbolista de Boca, su padre, un amigo que lo acompañaba en el momento del incidente y cuatro agentes de la Guardia Civil.

Se le indicó que el coche no podía estar estacionado en ese lugar, Araujo se puso al volante y lo condujo hasta la rotonda de entrada al barrio de Las Puntillas, en una maniobra que los agentes catalogaron de “sospechosa”.

En ese momento volvieron a pararlo y detectaron que emanaba olor a bebida alcohólica, por lo que le ordenaron que se sometiera a una prueba, a la que se negó “rotundamente”.

Tras el juicio rápido, el procedimiento pasó a lo Penal. Y en esta última vista, la fiscal Montserrat García reveló que Araujo ya cumplió una sanción por conducir bajo los efectos de la bebida en febrero de 2013. La Fiscalía había solicitado 11 meses de cárcel para el atacante con pasado en Tigre.

Según indica el diario Clarín, el argentino sostiene que fue víctima de una encerrona por parte de los agentes ya que, según su versión, los policías lo convencieron para que moviera el auto hasta una zona donde no interfiriera con el tránsito. Afirmó que el automóvil se había detenido a un costado porque su amigo, que conducía, se encontraba indispuesto.

Araujo aseguró que él estaba sentado en el asiento del copiloto y que les admitió a los agentes que había bebido alcohol, pese a lo cual, estos supuestamente le insistieron a que moviera el BMW para luego hacerle pasar el control de alcoholemia. En su defensa, Araujo admitió que llamó “mentirosos” a los guardias porque se sintió engañado, pero negó que los haya insultado.

REALICE UN COMENTARIO