Los Pumas no pudieron ante Australia y cayeron por 36-20

Los Pumas no pudieron ante Australia y cayeron por 36-20

El seleccionado argentino de rugby no pudo con los Wallabies y fueron derrotados como visitante por la cuarta fecha del Rugby Championship. Nueva Zelanda venció Sudáfrica y se coronó campeón

por septiembre 17, 2016

El seleccionado nacional de rugby, Los Pumas, cayó hoy ante Australia por 36-20 en el NIB Stadium de Perth, lo que significó una derrota dolorosa que se generó en el primer cuarto de hora del encuentro en el que los Wallabies marcaron tres tries contra ninguno de los argentinos.
Tras esa hecatombe sufrida en el inicio, en el que los albicelestes cometieron errores de manejo, tomaron malas decisiones y fallaron decididamente en defensa, el encuentro fue más parejo, incluso con mayor posesión de pelota para los conducidos por Daniel Hourcade.
Sin embargo, ese dominio de la ovalada fue infructuoso ante un adversario que defendió bien y que ya le ha tomado la mano al representativo nacional, que pocas veces pudo quebrarlo en ataque y fue para atrás en la mayoría de los casos en las situaciones de contacto.

En el otro encuentro de la cuarta jornada, Nueva Zelanda venció con claridad a Sudáfrica por 41-13 y se coronó campeón del Rugby Championship cuando aún restan dos jornadas para la finalización del certamen.
Hasta el momento, las posiciones son encabezadas por Nueva Zelanda, con 20 puntos, seguido por Australia (9), Sudáfrica (6) y Argentina (5).
La próxima fecha se desarrollará el sábado primero de octubre y en la misma se medirán Sudáfrica – Australia y Argentina – Nueva Zelanda, en este caso en el estadio de Vélez Sarsfield.
Peor inicio no pudieron tener Los Pumas. En apenas 12 minutos habían recibido tres tries en otros tantos ataques del equipo local, que encontró falta de tackle en el centro de la cancha en las primeras dos conquistas y a un dubitativo Nicolás Sánchez, que perdió la pelota ante la presión de Will Genia para dejarle servido el tercer try al medio scrum anfitrión.
Hasta ahí todo había sido muy pobre. Malas salidas de campo propio, malas decisiones en los medios, fallas en el control de pelota, pérdidas en la zona de contacto y una floja defensa. De ahí hasta el final del segmento el equipo mejoró un poco, al menos dispuso por más tiempo de la ovalada que su rival.
Pero, al igual que en el Mundial de Inglaterra, Argentina no supo como quebrar una defensa que juega siempre al límite de la infracción. Un límite que en este caso fue superado varias veces por los Wallabies, que en los 40 minutos iniciales cometieron once penales y vieron tan sólo una tarjeta amarilla que recibió el pilar Scott Sio.
A Los Pumas les faltó dinámica y precisión para quebrar esa defensa, a tal punto que debió conformarse con sumar a través de dos penales de Sánchez -estrelló otro en el palo-, que dejaron el parcial 21-6.
Una diferencia que pudo ser menor si se hubiera optado por transformar en puntos otras infracciones, pero alocadamente se insistió con buscar el line y un try que nunca estuvo cerca de tener visos de realidad en esa primera etapa.
El inicio de la parte complementaria fue alentador. Después de mucho batallar el equipo albiceleste pudo quebrar la línea de ventaja con una punzante entrada de Joaquín Tuculet y la pelota derivó al flanco derecho donde Santiago Cordero no perdonó y dejó a su equipo a ocho puntos (13-21).
Pero, enseguida volvieron a aparecer los errores. De una infracción en campo rival llegó un line ajeno en terreno propio y de ahí nació la cuarta conquista local en la que mucho tuvo que ver Sean McMahon, que se llevó puestos a tres jugadores argentinos por más de 10 metros, liberó la pelota a centímetros del ingoal y le dejó el try servido a Genia.
Un rato después, un mal pase de Ramiro Herrera permitió una contra australiana que derivó en el try de Michael Hooper y ahí todo terminó. Ni siquiera el try de Facundo Isa, cuando los Wallabies jugaban con uno menos, sirvió como consuelo para un equipo que regaló el partido en los primeros 12 minutos.
Fue un triste cierre para una gira a la que Los Pumas llegaron con muchas ilusiones, tras el triunfo ante Sudáfrica en Salta, y de la cual se fueron con las manos vacías y muchos interrogantes.
En un par de sábados llegaran los All Blacks para estrenar su flamante título en cancha de Vélez Sarsfield, en otro duro desafío para el equipo argentino que se retiró golpeado de Perth y tendrá que trabajar mucho en estas semanas para poder volver a sumar en lo que resta del torneo.

 

Fuente: DyN

REALICE UN COMENTARIO