Newell’s: atacaron con una ametralladora el edificio de un dirigente

Newell’s: atacaron con una ametralladora el edificio de un dirigente

El hecho ocurrió en la mañana, cuando dos jóvenes en moto realizaron 30 disparos. También fue alcanzado el patrullero que custodiaba al ex vicepresidente y actual secretario del club, Claudio “Tiki” Martínez

por septiembre 4, 2016

Unos treinta disparos de ametralladora impactaron en el frente de la casa del secretario de Newell’s en Rosario y destruyeron un patrullero que estaba de custodia, ya que un mes atrás se produjo el primero de los ataques contra el dirigente.

Horas después fueron detenidos dos jóvenes de 19 y 20 años sospechados de tener vinculación con la balacera. El hecho se produjo esta mañana pasadas las 6 en el edificio ubicado sobre la calle Rodríguez al 1600 propiedad de Claudio Martínez, vice de Newell’s.

Las sospechas apuntan a la interna de la barra de Newell’s. Por la tarde, en el partido entre Newell’s y Sportivo Las Parejas, por la semifinal de la Copa Santa Fe, la tribuna inferior local estuvo vacía y custodiada en su ingreso por decenas de policías. El público leproso se ubicó en la bandeja superior.

Los policías se salvaron de milagro ante el ataque, tirándose bajo el auto, según confiaron fuentes policiales.
Por la mañana la Policía de Investigaciones contabilizó unos 30 disparos de arma de ametralladora, que dieron en el patrullero, en el frente del edificio donde vive Martínez y en casas linderas.

Exactamente un mes atrás hubo un ataque a tiros en el edificio donde vive Martínez horas antes del partido entre Newell’s y Deportivo Morón por la Copa Argentina, y el 10 de agosto pasado dos hombres en moto que amenazaron al policía que custodiaba la casa del dirigente.

Horas después, la policía detuvo a dos jóvenes que se movilizaban en una moto a la altura del 1400 de la calle Cuzco, en la zona sur de la ciudad, sospechadas de tener vinculación con el ataque de esta mañana.

De acuerdo a fuentes policiales, los dos demorados coincidían con la vestimenta descripta por las personas que luego de escuchar las detonaciones, observaron desde sus hogares como se fugaban rápidamente del lugar. Hasta el lugar del ataque llegaron el ministro de Seguridad de la Provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, el fiscal regional Jorge Baclini y su par local Verónica Caimi.

Tras lo sucedido aquella vez, Martínez pidió licencia y aseguró no tener “ningún vínculo” con la barra brava. La disputa por el poder de las dos facciones de la barra brava leprosa dejó en junio dos muertos.

Fuente: DyN

REALICE UN COMENTARIO