Viral: la increíble historia del velocista británico que terminó la carrera sin importarle nada

Viral: la increíble historia del velocista británico que terminó la carrera sin importarle nada

Derek Redmond, de solo 27 años, había llegado a Barcelona con 13 operaciones encima. Pero, a pesar de sus problemas en el tendón de Aquiles, que le impidió correr en los Juegos Olímpicos Seúl 1988, decidió culminar con lo que había empezado en España

por agosto 6, 2016

La emotiva carrera del británico Derek Redmond en los Juegos Olímpicos Barcelona 1992 se volvió viral aún 24 años más tarde gracias a YouTube. El velocista, uno de los favoritos a llevarse los 400 metros y uno de los protagonistas en la victoria contra Estados Unidos que sorprendió al mundo, sufrió una lesión a mitad de la prueba pero se negó a renunciar.

El 3 de agosto del 92, Redmond sintió un pinchazo en el muslo derecho y cayó de rodillas en la pista atlética. A pesar de que los médicos trataron de impedir que continuara, su padre, Jim Redmond, forcejeó con la multitud y con la seguridad del campo olímpico para llegar hasta su hijo y darle su apoyo, según quedó registrado en el video:

Padre e hijo se abrazaron y llegaron a la meta. Allí, se abrazó a su padre y se largó a llorar desconsoladamente: se trataba de su última competencia de velocidad.

REALICE UN COMENTARIO