En la previa del clásico rosarino, balearon la casa de la abuela de Maxi Rodríguez

En la previa del clásico rosarino, balearon la casa de la abuela de Maxi Rodríguez

El ataque se produjo alrededor de la 1.30 de la madrugada, cuando al menos tres balas impactaron en el portón del frente de la casa de la mujer. El ataque lo habrían realizado dos personas que viajaban en una moto

septiembre 8, 2015

La casa de la abuela del futbolista Maximiliano Rodríguez, el máximo referente de Newell’s Old Boys, fue baleada esta madrugada, a solo cinco días del siempre candente clásico rosarino.

El ataque se produjo alrededor de la 1.30 y en el portón del frente de la casa de la mujer, sobre la calle Iriondo al 2400, donde la policía contabilizó al menos tres impactos de bala que serían de calibre 9 milímetros, que habrían sido disparados desde una moto.

Una vecina que dio testimonio a los medios cuenta que fueron dos personas las que iban en una moto y al menos una de ellas disparó y rápidamente salieron del lugar.

El jefe de la Unidad Regional II de la policía santafesina, Miguel Oliva, máxima autoridad policial en Rosario, , consideró “lamentable que estén agrediendo la casa de la abuela de jugador”. “Ella no tiene nada que ver con lo que suceda en un partido, son situaciones que estamos tratando de prevenir para evitar o disminuir este tipo de hechos, los estamos coordinando con todas las fuerzas de seguridad”, sostuvo el alto oficial a la radio LT3 de Rosario.

Hace menos de dos meses, la misma casa de la abuela de Rodríguez ya había sido pintada con leyendas agraviantes hacia el futbolista y algunos integrantes del plantel. Las pintadas habían sido hechas tres días antes del clásico que disputaron el 26 de julio en el estadio Marcelo Bielsa, del Parque de la Independencia.

Oliva explicó que “la policía de investigación (PDI) está realizando levantamiento de pruebas y búsqueda de las cámaras que pueda haber en la zona para ver si se puede encontrar algún tipo de imagen de los agresores”.
El partido se jugará el domingo a las 15.10 en el Gigante de Arroyito, el estadio de Rosario Central, donde no habrá público de Newell’s y seguramente estará custodiado por no menos de mil efectivos.

Cada vez que Newell’s juega el clásico como visitante sus hinchas hacen un banderazo de apoyo que se anunció para el jueves. Al respecto Oliva dijo que “sea un banderazo y nada más, que no haya ningún hecho violento porque esto es un partido de fútbol, no una guerra”.

 

Fuente: Agencia DyN

REALICE UN COMENTARIO