El proyecto chino detrás de las millonarias inversiones en el fútbol

El proyecto chino detrás de las millonarias inversiones en el fútbol

La Superliga hizo explotar el mercado de pases del planeta con cifras exorbitantes, desmedidas hasta para las potencias del Viejo Continente. ¿Qué objetivos persigue al país asiático?

por julio 25, 2016

A pesar de no ser potencia a nivel futbolístico, China muestra su poder por intermedio de la economía. La Superliga hizo explotar el mercado de pases del planeta con cifras exorbitantes, desmedidas hasta para las potencias del Viejo Continente, mientras que los grupos empresarios invaden con sus billetes los clubes: desde Europa a América, sin límites.

Según indica el diario La Nación, se busca dar golpes resonantes. Como el de este lunes, cuando hagan jugar en Pekín un amistoso de máxima atracción con el clásico de Manchester entre el United y el City.

Será una nueva versión de otro duelo impactante, como lo es el que enfrenta a los entrenadores Mourinho y Guardiola.

Detrás de este movimiento hay un plan maestro, porque Beijing desea convertir a China en una potencia futbolística y para eso proyectó la construcción de más de 20 mil escuelas de fútbol para elevar su posición internacional. Una nueva clasificación a una Copa del Mundo, después de la experiencia de 2002, es el horizonte.

En la Argentina, la venta de Roger Martínez dejó traslucir lo que los clubes europeos vienen soportando desde hace un tiempo. La transferencia del colombiano, de 22 años, significó el mejor pago que recibirá Racing en su rica historia: 8.900.000 euros por el 85% del pase, pagaderos en una semana, una cifra que descolocó a los dirigentes y resultó, sencillamente, imposible de rechazar.

Pero el monto que desembolsará Jiangsu Suning es menor si se compara con los 58 millones de euros que pagó Shangai International Port Group Football Club (SIGP) por el brasileño Hulk, de Zenit, de Rusia.

La nómina de jugadores de elite que fueron captados por sumas desmedidas también la engrosan Alex Texeira , Jackson Martínez -que retornará al fútbol europeo-, Grazziano Pelle, Ramires, Lavezzi, Gervinho, Paulinho, Demba Ba (sufrió la semana pasada una grave lesión en la pierna izquierda), Guarín.

Tampoco hay magnate chino que se precie sin un club como juguete, y los equipos europeos ya fueron alcanzados por los capitales del gigante asiático.

Conjuntos de la Premier League, el calcio, la Liga de España y la Ligue 1, entre los principales campeonatos del Viejo Continente fueron seducidos por el dinero de los grupos de inversores del país que ya practicaba el deporte, por entonces se lo denominaba cuju, cientos de años antes de que los ingleses los reglamentaran.

Números a tener en cuenta:

1,15 millón de euros es el nuevo contrato televisivo que firmó la Superliga con la empresa China Sports Media, una cifra que el negocio señaló como 30 veces superior al acuerdo anterior. Ma Chengquan, presidente de la Superliga, destacó que la inyección de capital servirá para invertir en programas de entrenamientos de juveniles y mejorar las instalaciones de los clubes nacionales.

10,7 millones de euros desembolsó Tianjin Quanjian, de la segunda división, por el guardavalla Zhang Lou. Pago sobredimensionado porque los arqueros deben ser futbolistas nacionales. El límite de jugadores extranjeros también disparó los valores de los locales.

8 años antes, la TV china no emitió los partidos de la liga debido al desprestigio que rodeaba al torneo: escándalos de compraventa de partidos y corrupción de dirigentes, entrenadores, jugadores y árbitros.

REALICE UN COMENTARIO