“Bienvenidos al infierno”: la Policía de Brasil se manifiesta con un duro mensaje

“Bienvenidos al infierno”: la Policía de Brasil se manifiesta con un duro mensaje

A menos de dos meses del comienzo del evento, los encargados de la seguridad del país vecino aconsejan no viajar y avisan: “ningún turista estará seguro”

por junio 29, 2016

Brasil no vive horas pacificas. A días del comienzo de los Juegos Olímpicos, unos 300 agentes de la policía de Río de Janeiro denunciaron “abandono” por parte del Gobierno regional, al tiempo que denunciaron el desvío de fondos federales para la organización del evento deportivo.

Las fuerzas de seguridad comenzaron una huelga en protesta por la falta de recursos para realizar sus tareas, los salarios adeudados, la escasez de gasolina para las patrullas y helicópteros de apoyo, agua y papel higiénico, según informó hoy el Sindicato de los Comisarios de la Policía (Sindelpol) de la capital carioca.

Se recibió a los turistas en el aeropuerto internacional con un cartel en el cual se leía “Bienvenidos al infierno. Policías y bomberos no son pagos. Cualquier persona que llegue a Río no estará segura”.

En respuesta a estas protestas, el vicegobernador de Río de Janeiro, Francisco Dornelles, afirmó al O Globo que, a petición de las autoridades regionales, el Ejecutivo central aprobó una ayuda presupuestaria de emergencia de 2.900 millones de reales, alrededor de 850 millones de dólares.

Los Juegos Olímpicos se celebrarán en Río a partir del próximo 7 de agosto hasta el 21 respectivamente. “En la Policía escasea el papel y la tinta para las impresoras (…) incluso el papel higiénico”, le dijo a la agencia AFP un agente identificado sólo como Andrés.

REALICE UN COMENTARIO