Real Madrid se consagró campeón de la Champions League al derrotar al Atlético de Madrid por penales

Real Madrid se consagró campeón de la Champions League al derrotar al Atlético de Madrid por penales

Logró la 11° copa en su historia, al derrotar por 5 a 3 en los penales al Atlético de Madrid, luego de empatar 1 a 1 en los 120′; se repitió la historia de 2014

mayo 28, 2016

Con 4 argentinos en el Atlético de Madrid (2 fueron convocados, Fernández y Correa, y dos quedaron afuera, Kranevitter y Vietto), y ninguno en el Real Madrid, se disputó la segunda final de Champions League entre Real Madrid y Atlético de Madrid (la anterior había sido en 2014, en Lisboa), con 12 jugadores que disputaron aquella épica final (7 del “Merengue”, 5 del “Aleti”). Fernando “El Niño” Torres no había sido parte de esa final, haciendo su experiencia inglesa, en aquel entonces, pero contaba con un historial negativo contra el Real Madrid: la única final que había perdido en su vida, había sido frente a “La Casa Blanca”, por la Supercopa de Europa. El uruguayo Godín, por su parte, que sí había estado en Lisboa, y había sido elemental para llegar a esa instancia y para lograr la Liga 2013/2014, disputaba su cotejo número 50 a nivel internacional con el “Rojiblanco”.

Diego Pablo Simeone buscaba ser, con la victoria de hoy, el técnico más ganador en la historia del Atlético de Madrid junto con Luis Aragonés, con 6 títulos en su haber.

Con 27° de temperatura en Milán, en el barrio de San Siro (barrio que le da nombre al Estadio para los neroazurros pero no para los rossoneros, por su identifiación con el Inter),  se disputaba el partido más esperado de cada año a nivel clubes

Dirigido por un árbitro inglés (Mark Clattenbug), una liga que no suele ser muy estricta en los cobros por parte de los referís, pero con la indicación de no juzgar del mismo modo en el día de hoy, Real Madrid empezó más certero, cuando a los 5 minutos, a través de un buscapié de Bale y un remate al punto de penal, Oblak fue sorprendido pero reaccionó, al fin. El equipo blanco tenía buena circulación en mitad de cancha, y el conjunto “Colchonero” no encontraba la pelota; se encontraba incómodo y falto de espíritu, lo que quizás más preocupaba a Simeone, puesto que este es su gran diferencial y aspecto innegociable.

A los 10 minutos, tras una fuerte infracción sobre Griezmann, Carvajal fue amonestado por Clattenburg, haciendo caso, así, a lo aconsejado por UEFA.

Pero a los 12 minutos, llegaría el gol de Sergio Ramos, nuevamente, como en 2014 (el marcó el gol para ir a la prórroga, en aquel entonces), para abrir el marcador, tras encontrarla en el camino luego de una peota parada. A su vez, Ramos lograba su 11° gol en copas internacionales, todos con el “Merengue” Hay que decir, que Sergio Ramos estaba en off-side, aunque por muy poco.

El Atlético de Madrid se iba a los vestuarios con una chance de Antoine Griezmann a los 42 minutos, que se fue desviado del arco de Navas.

En el entretiempo, Simeone decidiría el ingreso de Carrasco, que sería fundamental en el segundo tiempo.

Ya al comienzo del segundo tiempo, tan sólo a los 46 minutos, el “Colchonero” tuvo un penal, tras una falta de Pepe sobre el “Niño” Torres. Keylor Navas fue amonestado en la espera del remate.

Lo que parecía el empate y el comienzo de un nuevo partido, no fue, porque el francés la tiró al travesaño.

Sin la presencia del aerosol en el partido (será reglamentario a partir del 1° de julio), el árbitro inglés, por su parte, llevaba el partido con aplomo y seguridad.

A los 53 minutos, se lo perdió el Atlético de Madrid.

A los 54, llegaría un remate desviado de Bale.

A los 58 minutos, luego, Saúl, de volea, se lo perdió tras centro de Carrasco.

A los 71 minutos, entraría Isco, para el equipo de Zinedine Zidane (que disputaba su primera edición de Champions League como entrenador, y buscaba ser el primer técnico francés en lograr esa copa), y buscar derrotar al equipo del “Cholo”, que también quería evitar un récord negativo, para su equipo: ser el único club en perder sus primeras tres finales de UCL.

A los 77 minutos, se lo perdió Ronaldo, y a los 78, Gareth Bale.

Finalmente, a los 93 minutos, Ramos cortó el juego, y decretaría él mismo el final de los primeros 90 minutos.

En el tiempo suplementario, prácticamente sin físico, ambos equipos caminaron la cancha. A los 106 minutos, Casemiro la tiró por arriba. A los 106 minutos, también, Lucas ingresó por Felipe, en el ATM.

Finalmente, y ya en el minuto 120, Lucas se lo perdió para el “Merengue”, tras un buen centro.

En los penales, Real Madrid se impondría por 5 a 3, y el destino (o sólo el azar), quiso que la última pelota estuviera en pies de CR7, que metió el gol definitivo, y quedó en la tapa de la conquista de la 11° copa para el equipo blanco.

El Real Madrid confirma lo bien que le sienta esta copa, la más importante de Europa, y que aún en tiempos de dominio de su eterno rival, el Barcelona, ganó por segunda vez en tres años.

De esta manera, se clasificó de manera automática al Mundial de Clubes, a disputarse en diciembre. La plaza de América aún espera por un ganador. Por parte de la Argentina, sólo Boca Juniors queda con vida, equipo que ya le arrebató la vieja Intercontinental en el año 2000. Sólo el azar (o el destino) dirán si es tiempo de revanchas.

Mirá el tanto del conjunto “Galáctico”:

Mirá el gol del empate de Carrasco:

REALICE UN COMENTARIO