Escándalo FIFA: ruta de las coimas millonarias alcanzó a operadores del patrocinio deportivo

Escándalo FIFA: ruta de las coimas millonarias alcanzó a operadores del patrocinio deportivo

Mientras el Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga a las empresas que lanzaron sus publicidades durante las transmisiones de los partidos de fútbol, el foco se mueve a la AFA, señalada en los Panama Papers

por mayo 8, 2016

Nike Inc., DirecTV, 21st Century Fox Inc., KPMG LLP, Citibank, HSBC Holdings PLC, Standard Chartered PLC, Credit Suisse Group AG, UBS Group AG, J.P. Morgan Chase & Co. y Julius Baer Group AG. ya encararon investigaciones internas para determinar quiénes son los funcionarios que se repartieron los US$200 millones de coimas por los derechos de transmisión y patrocinio de lucrativos torneos de fútbol.

Mientras tanto, los fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos investigan dentro de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) para determinar la conexión de sus representantes con los ejecutivos de compañías de marketing deportivo, y a su vez entre éstos y sus colegas de las empresas bajo la lupa por recibir coimas por los derechos de transmisión.

De acuerdo con un artículo del Wall Street Journal, la famosa Nike está bajo la lupa de la justicia desde que se la acusó de corrupción por su acuerdo de US$160 millones para patrocinar durante 10 años la selección brasileña de fútbol. Desde la empresa deportiva aseguran que las autoridades tienen su total colaboración, y que no hay ninguna acusación de que uno de sus empleados haya participado en una actividad ilícita.

Panama Papers

La información revelada en los Panamá Papers proporcionó presunciones sobre los flujos de dinero y las entidades que participaban en la presunta ruta de los sobornos: de las 42 personas que han sido acusadas públicamente, 17 se han declarado culpables. Entre ellos se encuentra Alejandro Burzaco, máximo ejecutivo de Torneos SA, quien movió US$370 millones a través de una red de sociedades montadas en varios paraísos fiscales para obtener los derechos televisivos de la Copa Libertadores durante 14 años.

Burzaco basó su operatoria para obtener los derechos por la Libertadores en una sociedad identificada como Torneos & Traffic Sports Marketing LTD (T&T), con sede en las islas Caimán, aunque incluyó escalas en Chipre, Uruguay y Holanda.

El por entonces poderoso CEO de Torneos SA y otros empresarios argentinos desarrollaron esas maniobras con la ayuda de Mossack Fonseca, una agencia especializada en administrar sociedades en paraísos fiscales. T&T cedió los derechos televisivos a la sociedad Torneos & Traffic Sports Marketing BV, radicada en Holanda, para que operara como intermediaria en la negociación con los canales de TV.

El complejo entramado societario comienza en Buenos Aires. Torneos y Competencias SA (TyC) es dueña del 25% de la sociedad offshore T&T, que concretó el pago de US$370 millones a la Conmebol. Burzaco era el CEO de TyC.

Participación bancaria

El Departamento de Justicia de EE.UU. mira con ojos sospechosos también a la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), cuyos derechos de transmisión por televisión son controlados por el gobierno desde 2009, y en cuyo seno se realizaron operaciones relacionadas con la presunta red de sobornos a través de las sucursales en Nueva York de “entidades financieras grandes y regionales, estadounidenses y extranjeras”.

Torneos tenía cuentas en Credit Suisse, donde recibía decenas de millones en pagos del gobierno argentino. HSBC y Citibank fueron contrapartes de transacciones en las que estuvo involucrada Torneos. HSBC dijo que recibió preguntas del Departamento de Justicia y coopera con la investigación.

La Auditoría General de la Nación (AGN), cuando estaba conducida por Despouy, determinó que el Estado le había pagado a Torneos $ 44.237.991 entre 2010 y 2012. El gobierno nacional también le compró los derechos de televisación del Mundial de Brasil 2014, la Copa América, el Sudamericano Sub 20 y el Mundial Sub 20, por el que habría recibido unos US$ 20 millones.

Burzaco admitió que entre 2005 y 2015 se pagaron “decenas de millones de dólares” a altos dirigentes de la Conmebol y de la FIFA para “obtener y mantener los derechos comerciales de varios torneos”, aunque aclaró que era una práctica anterior a su ingreso, en 2005, pero que él convalidó y en la que adoptó un papel activo.

“Torneos y yo aprovechamos esos pagos directa e indirectamente, garantizando esos derechos en una compañía de la cual Torneos era accionista. Esa compañía fue capaz de comercializar y Torneos fue capaz de producir de manera exitosa los torneos cubiertos por esos derechos”, confesó.

REALICE UN COMENTARIO