Boca y River se sacaron de encima el Superclásico

Boca y River se sacaron de encima el Superclásico

Por jugar casi todo el partido con un hombre menos, Boca fue medido y no arriesgó, mientras que River dominó el encuentro con temeridad y se conformó con el empate

por abril 24, 2016

Boca salió a la cancha sabiendo que no tenía la necesidad de ganar. Sumar tres puntos, en un campeonato en donde la cima de la tabla de posiciones está muy lejos, no le servía de mucho. La presión por ganarle al clásico rival que impone ser local, quedó desdibujada con la temprana expulsión de Pablo Pérez, a los 12 minutos. Entendiendo ese panorama, los jugadores decidieron defender con intensidad y atacar con cautela.

Para River, todo pintaba similar en cuanto a la falta de necesidad. En la previa, el visitante veía el tope de la tabla desde lejos y la necesidad de sumar de a tres era casi nula. A pesar de la expulsión de Pérez, el equipo que dirige Macelo Gallardo asimiló que traerse un empate de la visita al estadio del clásico rival no era malo.

Ni Boca ni River arriesgaron lo suficiente como para merecer un gol y se conformaron con un recio empate, como había ocurrido en el último enfrentamiento entre estos equipos el pasado 6 de marzo. Ambos tienen que disputar el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores el jueves y una derrota hoy hubiese significado un bajón anímico. El miedo a perder hizo que el empate fuera lo más conveniente, tanto para el local como para el visitante.

Por cómo se dio el partido y por el riesgo que significa ser derrotado en un Superclásico a esta altura del semestre, Boca y River se sacaron de encima el partido.

REALICE UN COMENTARIO