River sigue sin encontrar el rumbo

River sigue sin encontrar el rumbo

El Millonario fue derrotado por San Pablo y volvió a quedar en evidencia la irregularidad y el mal juego que lo persigue desde la obtención de la Suruga Bank

por abril 14, 2016

River había brindado una clase de buen fútbol ante The Strongest en el Monumental, incluso hasta se pudieron apreciar destellos del equipo que ganó practicamente todo el año pasado. Hoy, ante San Pablo, la ilusión del hincha volvió a sufrir un duro golpe.

Los dos puntos perdidos sobre la hora, el pasado sábado, ante Sarmiento de Junín dolieron, sí, pero hasta se los puede justificar por la gran cantidad de jugadores suplentes que dispuso Gallardo. El de hoy molesta mucho más porque parece un retroceso. Si bien es cierto que River tuvo bajas importantes (Maidana, Mammana y Ponzio), la falta de ideas y la poca viveza para jugar el partido hacen perder las esperanzas en una de las principales virtudes del ciclo Gallardo, la picardía en los partidos decisivos.

La expulsión de Vangioni, por un golpe a Calleri es algo que no debe repetirse más. No es la primera vez. Ya sucedió en la altura de La Paz, cuando Ponzio vio la roja y minutos más tarde llegó el empate de The Strongest. Lo mismo ocurrió el último sábado ante Sarmiento; Ponzio volvió a ser expulsado y acción seguida Arzura cometió el penal que le posibilitó el empate al conjunto de Caruso Lombardi.

River ya no tiene posibilidades en el campeonato, pero no por virtudes ajenas. El Millonario quedó afuera por errores propios. El torneo le dio muchísimas vidas, pero ninguna de éstas fueron aprovechadas. Ante San Pablo, el actual campeón de América desperdició una nueva oportunidad para demostrar que el equipo ganador sigue en el club y se volvió a sembrar la incertidumbre en el corazón de los hinchas. Pese a este nuevo golpe, la Copa todavía le sigue dando chances a River.

La incógnita que se plantea es si podrá Gallardo reinsertarle la mentalidad ganadora a un equipo que deambula desde hace más de diez meses en la mediocridad, para intentar quedarse con la Libertadores, o al menos llegar a las instancias finales. Por el momento River sigue sin encontrar el rumbo.

REALICE UN COMENTARIO