El garrochista Germán Chiaraviglio cuenta cómo se prepara para los Juegos Olímpicos

El garrochista Germán Chiaraviglio cuenta cómo se prepara para los Juegos Olímpicos

El atleta santafesino asegura que esta competición llega en su mejor momento deportivo y personal y que su objetivo es repetir lo realizado en el Mundial de 2015 en el cual llegó a la final

por marzo 7, 2016

El garrochista Germán Chiaraviglio se prepara para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, los cuales le llegan en su “mejor momento” deportivo y personal. Además, el deportista declaró que su objetivo es repetir lo realizado en el Mundial de 2015.

“Me llegan en mi mejor momento, con madurez y experiencia. Ya fui a un Juego Olímpico (Beijing 2008) y aprendí a tomarlo con responsabilidad, pero sin tanta presión. Con los objetivos más claros”, declaró el deportista santafesino, quien logró su clasificación a la competencia que se llevará a cabo en Brasil a mitad de año luego de ganar la medalla de oro en el Sudamericano de Lima, con una marca 5 metros 70 centímetros..

En diálogo con Prensa Weber Saint Gobain, habló acerca de cómo vive las instancias anteriores a las competiciones: “Nunca fui de obsesionarme, de volverme loco, porque las expectativas te perjudican. Me gusta disfrutar el camino, el proceso, por eso voy paso a paso, dándole importancia a las giras y las competencias previas”.

Con respecto a Río de Janeiro, Chiaraviglio señaló que su objetivo es repetir la actuación en el Mundial 2015 en el que salió noveno en la final. También asegura que aunque llegar a una final olímpica es difícil, pero no imposible por el buen momento en el que se encuentra.

Esto compensa lo ocurrido años atrás, en los cuales debió lidiar con problemas físicos y deportivos: “Lo peor lo sufrí entre el 2009 y 2010. Me fue mal en los Juegos 2008, saltaba 20 ó 30 centímetros menos que de chico, me dolía mucho el pie, los médicos no me daban un diagnóstico alentador y realmente no sabía si iba a volver a saltar como antes. No veía una salida”.

El garrochista de 28 años describió cómo logró salir de ese pozo para volver a convertirse en un destacado atleta: “La clave pasó por darle más bola a la parte mental, a la cabeza, para recuperar la confianza perdida. Resultó importante mi psicólogo Marcelo Márquez y todo el equipo. Luego me puse bien físicamente y volví a lo que me daba seguridad, sin cambiar tanto de mi salto. Recuperé la convicción, volví a las fuentes, pero costó bastante”.

REALICE UN COMENTARIO