“Es ‘Gatorei’, señorita”: a 12 años de la mítica frase de Bilardo en el Monumental

“Es ‘Gatorei’, señorita”: a 12 años de la mítica frase de Bilardo en el Monumental

Un 22 de Febrero de 2004, el ex entrenador de la Selección Argentina, protagonizaba uno de los hechos más atípicos de la historia del fútbol argentino en la cancha de River. Mirá

por febrero 22, 2016

Hace 12 años, en un día como hoy, Carlos Salvador Bilardo entrenador de Estudiantes por aquel entonces, protagonizaba uno de los hechos más llamativos e irónicos de la historia del fútbol argentino.

El ‘Narigón’, campeón del mundo con la Selección Argentina en 1986, llevó una botella de champán al partido que el ‘Pincha’ jugó ante River en el Monumental.

Por este motivo, una fiscal de instrucción porteña quiso sacarlo del campo de juego en el entretiempo, ya que está prohibido ingresar alcohol a la cancha. “Quisieron llevarme por la fuerza a una oficina. La fiscal (Claudia Barcia) era pura prepotencia; pero yo no tenía champán en la botella, sino Gatorade con agua”, afirmó Bilardo.

El técnico se quejó porque la fiscal le dijo que tenía que ir a una oficina. “Había como 20 tipos que querían llevarme por la fuerza. Les dije que tenía que bajar al vestuario a dar la charla técnica. Qué oficina ni oficina”, disparó en ese entonces.

La fiscal Barcia le dijo a Bilardo que no podía entrar con champán al estadio y que debía llevarse la botella para corroborar el líquido que tenía adentro. El entrenador admitió que no dejó que se llevaran la botella sin precintar. “Porque no sabía si le iban a poner alcohol adentro. Por eso pedí que le pusieran precinto ahí mismo. La fiscal no tenía, pero hasta que no lo trajeron, no les di la botella”, señalaba.

“Ahora tengo que conseguir un perito químico y dentro de tres días se abre la botella. Van a encontrar Gatorade. Tengo 50 años en una cancha y se creen que soy un Carlitos para llevar alcohol a la cancha”, se quejaba Bilardo.

Además, el entrenador exigió que le leyeran el artículo por el cual tenía que ir a una oficina fuera de la cancha. “Ella -por Barcia- me dijo que la contravención figuraba en el artículo ciento y pico, pero no lo tenía a mano. Por eso le reproché que debía contar con él, ya que quería leerlo”, expresó.

Bilardo admitió que mandó a comprar el champán esta semana. “Pero saqué el líquido de la botella en la concentración y le puse Gatorade. Ahora, cuando vuelva a City Bell, vamos a tomar champán aunque hayamos perdido”, aseguró el 22 de Febrero de 2004. El técnico también llevó un balde con hielo para tomar la bebida fría, aunque reconoció que pese a que lo cuestionaron también por eso, no llevó al campo de juego una reposera, sino una silla cómoda. Sin dudas una más del ‘Narigón’ para la historia, que perdura en los argentinos al paso de los años.

REALICE UN COMENTARIO