Lo que dejó la reunión entre Patricia Bullrich y Luis Segura por el escándalo en Mar del Plata

Lo que dejó la reunión entre Patricia Bullrich y Luis Segura por el escándalo en Mar del Plata

La ministra de Seguridad y el presidente de la AFA mantuvieron un encuentro por los incidentes que protagonizaron anoche en Mar del Plata los jugadores de Estudiantes y Gimnasia. A lo largo del día, se refirieron al tema jugadores, dirigentes y diversas personas vinculadas al fútbol y la política

por febrero 1, 2016

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación, y Luis Segura, presidente de la AFA, se reunieron en una dependencia del ente gubernamental, ubicada en México e Ingeniero Huergo, por el escándalo que protagonizaron anoche en Mar del Plata los jugadores de Estudiantes y Gimnasia, en el clásico platense.

Previamente, a lo largo del día, se refirieron al tema jugadores, dirigentes y diversas personas vinculadas al fútbol y la política.

Los primeros fueron el arquero de Estudiantes Mariano Andújar y el delantero de Gimnasia Nicolás Mazzola, protagonistas centrales en la gresca del clásico suspendido anoche en Mar del Plata, quienes se saludaron amigablemente y pidieron disculpas por la batalla campal entre los futbolistas de ambos equipos.

Mazzola se comprometió a que eso “no se vuelva a repetir” y Andújar coincidió en que “no puede pasar” una pelea de tal magnitud entre colegas que “mañana pueden compartir algún equipo”, cruzados en el programa ‘Estudio Fútbol’ de TyC Sports,

“Mariano, tenemos gente en común que nos conoce y saben que lejos estamos de querer lastimar a alguien. Lo de anoche se fue armando, está mal, pero ya está”, declaró Mazzola, que en el tumulto agredió salvajemente al arquero con patadas cuando estaba caído en el piso.

“¡Qué se le va a hacer Nico!, son cosas que pasan. Siento mucha tristeza porque nos equivocamos, el partido no merecía terminar así, le pido disculpas a todos. Abrazo Nico, estaremos hablando”, devolvió Andújar dando la situación por superada.

El clásico que Estudiantes le ganaba a Gimnasia 1-0 en el estadio ‘José María Minella’ fue suspendido en el tiempo adicionado por el árbitro Silvio Trucco por una gresca generalizada que se extendió en el campo de juego tras la expulsión de Santiago Ascacíbar por una fuerte entrada sobre Antonio Medina. Previamente también habían visto la tarjeta roja Álvaro Pereira, correctamente, y Enrique Bologna, equivocadamente.

A su turno, Juan Sebastián Verón, presidente de Estudiantes, aseguró que desde la dirigencia del club van a aplicar “sanciones internas” a los futbolistas involucrados en los incidentes. Serán económicas, según se informó más tarde mediante un comunicado de prensa.

“Vamos a aplicar sanciones internar como se hace en los equipos europeos”, confirmó el máximo directivo de Estudiantes a Télam.

En tanto, el secretario deportivo de Estudiantes, Agustín Alayes, afirmó que lo primero que se debe hacer es “pedir perdón. Fue un papelón, una locura. En lo personal, intervine para separar y calmar pero todo era un caos. La verdad no era para que termine de esa manera”, detalló en diálogo con Télam.

Además, el presidente del Tribunal de Disciplina de la AFA, Fernando Mitjans, anticipó que habrá “sanciones” para los jugadores de Estudiantes y Gimnasia por los incidentes entre ellos en el amistoso que se disputó en Mar del Plata, más allá del informe del árbitro Silvio Trucco.

“Más allá del informe del árbitro, habrá suspensión porque lo que pasó fue grave. Es un hecho que no va a pasar desapercibido, va a haber sanción”, confirmó Mitjans en diálogo con ESPN FM 107.9.

“No vi el partido, vi las repeticiones durante la madrugada y estoy esperando que llegue el informe del árbitro Silvio Trucco porque todavía estamos con mesa recesiva. No sé qué dirá Trucco pero, pase lo que pase, mañana lo vamos a citar y a ver las imágenes con los demás compañeros, los grados de responsabilidad y las respectivas sanciones”, agregó el titular del Tribuna de Disciplina.

Mitjans señaló que no significará una “actuación de oficio plena, sino parcial” y que deberán distinguir las responsabilidades en el hecho: “hoy no puedo decir la gravedad de las sanciones, sí digo que vamos a ver el video mil veces porque fue grave”.

Y remarcó: “Tenemos la potestad de aplicar sanciones, a través de ‘la actuación de oficio. No se hace casi nunca porque somos muy reacios a esta actuación. Tiene que ser muy grave y esto lo es. Vengo diciendo y hablando con distintos árbitros, técnicos y dirigentes que la FIFA autorizó a los árbitros a ampliar ante el Tribunal el informe con lo que ven por Televisión hasta 48 después”.

Por su parte, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) “respaldará todo el rigor que el Tribunal de Disciplina imponga, según dicte el Reglamento de Transgresiones y Penas”, anticipó a través de un comunicado.

“El presidente (Luis Segura) y los miembros del Comité Ejecutivo de la AFA hacen saber a la opinión pública en general, y especialmente a los protagonistas, su preocupación por los reiterados hechos de violencia en el campo de juego”, continuó el comunicado.

“Tales hechos serán profunda y objetivamente evaluados por el Comité Ejecutivo para respaldar todo el rigor que el Tribunal de Disciplina imponga, según dicte el Reglamento de Transgresiones y Penas”, añadió.

“Está en el espíritu de la AFA perfilar las acciones más eficaces para evitar que los propios protagonistas reiteren hechos de violencia”, concluyó.

Mientras que el secretario general a cargo de la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires, Marcelo Honores, expresó su preocupación por la escalada de violencia en los partidos de fútbol disputados en el marco de los torneos de verano y destacó que “no debemos naturalizar los hechos de violencia dentro o fuera del campo de juego”.

“Hay que recordar que todos y todas tenemos derecho a gozar de una vida sin violencia, en una sociedad pacífica y tolerante. Las imágenes reproducidas por la transmisión del partido no ayudan en nada a revertir los índices de violencia en nuestra sociedad”, subrayó Honores, quien pidió mayor responsabilidad a los protagonistas del juego “porque tienen una innegable influencia en la sociedad y una gran exposición mediática”.

Por último, Guillermo Madero, director nacional del área de lucha contra la violencia en espectáculos futbolísticos, manifestó que en el fútbol argentino “está todo dado vuelta y regido por la violencia”.

El funcionario admitió que las autoridades nacionales están “bastante tristes y muy preocupadas” por el estado de un ambiente “enfermo” como el fútbol, que no sólo se circunscribe al flagelo de las barrabravas sino también a la violencia mostrada por los protagonistas.

“El presidente (Mauricio Macri) siempre nos pide que digamos la verdad y lo que nos encontramos en el mundo del fútbol es que está todo dado vuelta, que mandan los que no tienen que mandar y todo está regido por la violencia”, caracterizó en diálogo con el programa radial ‘Deportivo Télam’.

Madero se comprometió “firmemente a desandar un camino largo para erradicar la violencia del fútbol”, enquistada no sólo por los “negocios negros” sino también por una “cultura del aguante” mal entendida.

“La situación es grave, esta vez fueron los jugadores, pero todo lo que rodea el fútbol está marcado por esto. Lo de anoche es sorprendente pero no inesperado, esto iba a pasar, lo vimos una semana antes en el Boca-River. Es un ejemplo pésimo”, afirmó.

El funcionario del Ministerio de Seguridad asumió que “todo el sistema está viciado”, por lo que descartó que estén dadas las condiciones para el regreso del público visitante en el campeonato de Primera División, algo restringido desde mediados de 2013 por la violencia recurrente en los estadios.

Los futbolistas de Estudiantes Mariano Andújar, Álvaro Pereira, Israel Damonte, Santiago Ascacíbar y Augusto Solari declararán mañana; mientras que el miércoles lo harán los de Gimnasia Federico Rasic, Enrique Bologna, Nicolás Mazzola, Javier Mendoza, Roberto Brum, Antonio Medina y Maximiliano Coronel.

REALICE UN COMENTARIO