El dirigente argentino José Luis Meiszner se entregó por el escándalo en FIFA

El dirigente argentino José Luis Meiszner se entregó por el escándalo en FIFA

El ex presidente de Quilmes se presentó con su abogado en el juzgado donde se tramita la extradición a los Estados Unidos

diciembre 9, 2015

El ex secretario general de la Conmebol José Luis Meiszner se presentó hoy ante el juez federal Luis Armella, en los tribunales de Quilmes, por el pedido de extradición solicitado por la Justicia de Estados Unidos en el marco de la causa en la que se investigan hechos de corrupción en la FIFA.

Meiszner acudió a los tribunales federales de Quilmes acompañado por su abogado, Omar Daer, quien anticipó que pedirá la excarcelación o, en su defecto, la prisión domiciliaria del directivo del fútbol argentino buscado por la Justicia norteamericana.

El ex presidente de Quilmes, hombre de confianza de Julio Grondona y amigo personal del jefe de Gabinete Aníbal Fernández, llegó minutos antes de las 9 al tribunal bonaerense acompañado por Daer y su hijo Andrés Meiszner, vice primero de Quilmes pero al frente del club por la licencia de Aníbal Fernández.

Meiszner era investigado por contar presuntamente con cuentas en el exterior a nombre de sociedades fantasma y además es apuntado en la causa porque habría cobrado coimar para las transmisiones televisivas de los torneos de fútbol continentales.

El dirigente quilmeño, al igual que el ex presidente de Defensores de Belgrano Eduardo De Luca, fue parte de una nueva ola de pedidos de detenciones por parte de la justicia norteamericana.

Una semana atrás, fueron detenidos en Zurich el titular de la CONMEBOL, el paraguayo Juan Angel Napout, y el de la CONCACAF, el hondureño Alfredo Hawit, cuando se disponían a participar de la reunión de Comité Ejecutivo de la FIFA.

La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, había detallado en una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia que los 16 involucrados están sospechados de ser “co conspiradores implicados en 200 millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales”.

Los empresarios argentinos Hugo y Mariano Jinkins se encuentran en una situación similar a la de Meiszner.

REALICE UN COMENTARIO