Entrevistas Nexogol: la historia del volante argentino que juega en Mozambique

Entrevistas Nexogol: la historia del volante argentino que juega en Mozambique

Kevin Alarcon Caseres juega en una de las ligas más desconocidas del fútbol mundial. Inició su carrera en Racing, luego fue cedido a Almagro y hoy se encuentra en uno de los lugares más remotos del mundo, con tan solo 22 años

por diciembre 7, 2015

Aquel que juzgue la vida del futbolista, no siempre tendrá la razón. Para el espectador mundial los que juegan al fútbol suelen vivir una maravillosa vida, rodeados de amigos, mujeres, fama y dinero. Pero no todos los casos son iguales.

Este es el relato de la cruda vida que lleva Kevin Alarcon Caseres, un futbolista nacido en Neuquén hace 22 años y que hoy es volante en el Costa do Sol de la Liga de Mozambique, África.

costa1

“Soy de Neuquén capital. A los 13 años me vine a jugar a Buenos Aires a Racing club de Avellaneda. Jugué de los 13 hasta los 19 años en la Academia”, arranca contando su historia Kevin.

saimon

Luego sigue narrando su vida, siempre dedicado a lo futbolístico: “De los 19 a 20 estuve sin club. De los 20 a 21 en Almagro y de los 21 en adelante estuve 8 meses sin club hasta que me fui a jugar al Torrense de la tercera división portuguesa, donde estuve una temporada”.

isbon

“En los últimos seis meses me vine a Mozambique para jugar en el Costa do Sol de Primera División. Un dirigente de Racing que es un Cura que actualmente trabaja en Mozambique me ayuda, gracias a Dios”, narra el neuquino categoría ’92 mientras nombra a Juan Gabriel Arias, sacerdote fanático de la ‘Academia’, quién combate contra el hambre ayudando a los niños africanos.

curita

Además nos cuenta sobre su familia y sus vivencias en el subdesarrollado país africano: “Tengo una hija de 4 años , mamá papá y 3 hermanos . La vida allá es muy difícil, ni imaginándose van a poder darse cuenta de lo que estoy hablando. Es algo que te impacta de un principio hasta el final. Miles de nenes sin ropa, sin comida, viviendo en casas de dos por dos. Nenes de 3, 4 y 5 años en adelante, solos en las calles vendiendo cosas para poder comer o para poder sobrevivir, es todo muy duro”, confiesa el ex volante central de Almagro.

mozam

Por último, Alarcon se refiere a su pasión por lo que hace y su futuro relacionado a la pelota: “Por una parte amo al fútbol y por la otra forma parte de mi trabajo. Para ayudar a mi hija y a mi familia más que nada. Me gustaría quedarme acá porque no se la pasa bien allá. Es muy difícil. Pero lamentablemente no me queda otra. Aunque yo sé muy bien que Dios está por encima de todo esto”, cierra el joven de 22 años.

mozam1

REALICE UN COMENTARIO