La dura confesión de Marcelo Larrondo

La dura confesión de Marcelo Larrondo

El delantero llegó a River como una estrella, pero las lesiones le impidieron jugar estos dos años. “Se me pasó por la cabeza dejar todo”, contó el jugador

por junio 18, 2018

Marcelo Larrondo llegó a River como un refuerzo de primer nivel en el 2016, proveniente de Rosario Central. Sus buenos rendimientos en el conjunto santafesino lo hacían una buena posibilidad de recambio para Lucas Alario, por ese entonces titular del ataque Millonario.

Sin embargo, el mendocino sufrió un verdadero calvario en los dos años que lleva en Nuñez. Cuatro lesiones en las rodillas -dos en cada una-, lo alejaron de las canchas cada vez que amagaba con volver. “Hubo momentos en los que se me pasó por la cabeza dejar todo. Había días que estaba en mi casa y no sabía qué hacer”, confesó Larrondo, quien solo jugó un puñado de partios en River producto de malas decisiones quirúrgicas, ansiedad en las recuperaciones y mala suerte.

Antes que los hinchas, el mismo jugador sabe que está en deuda y se lamenta por eso: “Yo vine a River para triunfar, para quedar en la historia de River, para ganar campeonatos, sobre todo siendo hincha de River como soy”.  

Luego de todo lo que pasó, aseguró que ya se encuentra muy bien. Hace dos meses viene trabajando a la par del grupo y apunta a hacer la pretemporada normalmente para empezar a tener minutos: “Estoy tranquilo porque sé que estando bien puedo demostrarle mucho a River. Estando al cien por ciento puedo dar mucho”.

REALICE UN COMENTARIO