Barcelona igualó sin goles ante Villanovense, de la 3° categoría, en la Copa del Rey

Barcelona igualó sin goles ante Villanovense, de la 3° categoría, en la Copa del Rey

El equipo de Luis Enrique se presentó con una nómina plagada de suplentes y canteranos. De esta manera, ahora deberá vencer al humilde conjunto en el Camp Nou para avanzar a la próxima fase

por octubre 28, 2015

El momento de felicidad que vive el Villanovense desde que el sorteo copero le emparejara con el Barcelona tuvo su continuidad este miércoles, al empatar 0-0 frente a un rival sin estrellas, en el que los suplentes no lograron un resultado acorde con la distancia que les debe separar de un Segunda B.

Debido a las lesiones y a las rotaciones, el equipo azulgrana se presentó en Extremadura sin el tridente de ataque y sin otros pesos pesados del equipo como Iniesta, Busquets, Mascherano o Piqué, para disgusto de los aficionados locales.

El técnico azulgrana, Luis Enrique, desplazó a cuatro canteranos, el máximo que le permite la norma, y sacó una alineación casi irreconocible, sobre todo de medio cambio hacia arriba. Masip y Douglas volvieron a la titularidad casi un año después y Bartra fue el único que repitió en el once.

El Villanovense, que llegaba a esta cita con la historia en un buen momento, con dos victorias en casa y un empate de calidad en Mérida, presentó prácticamente a su equipo de gala, aunque no pudo contar por lesión con Súper, Javi Zafra y Carlos Andújar por lesión.

Nada más arrancar, a los tres minutos, el brasileño Douglas dio el susto y, aunque llegó a pedir el cambio, aguantó sin mayor problema. El arranque fue de tanteo, nadie se volvió loco, ya que el Villanovense esperó atrás bien colocado y el Barcelona tocaba sin profundidad.

Con el público volcado en cada acción de los suyos, llegó la primera ocasión verde en un error defensivo que Moraga a punto estuvo de aprovechar con un gran disparo cruzado.

Un par de cabalgadas del camerunés Kaptoum fue lo único incisivo del Barcelona en la primera parte, en la que jugó con un ritmo cansino, rondó el área, pero las mejores ocasiones fueron locales.

En el último cuarto de hora, el Villanovense se desmelenó, entró por las bandas, superó en agresividad a su rival y mereció marcar en un remate de cabeza de Javi Sánchez al larguero, a cuatro del descanso. Los azulgranas dispararon un par de veces sin peligro, en la primera media hora; un tiro de Gumbau desde 30 metros y un balón muy arriba de Munir tras varios rebotes.

Los gritos de “¡sí se puede!” de la afición extremeña resumieron las sensaciones que habían dejado en el campo unos y otros, con un Barcelona que no tiró entre los tres palos.

La segunda parte arrancó sin cambios, con el Villanovense atrás, y sin síntomas de cambio en los de Luis Enrique. Hubo que esperar al minuto 63 para ver el primer disparo con intención del Barça; Sandro se la preparó a la derecha y el esférico rozó el larguero.

En ese momento, Luis Enrique buscó otras cosas, metió a Aitor en el campo como extremo y retrasó a Adriano, mientras que los extremeños apenas inquietaban. El técnico local, Julio Cobos, metió aire fresco porque los azulgrana ya iban claramente por el partido en ese momento y el desgaste se dejaba notar en los extremeños.

A veinte minutos para el final, el partido comenzó a ser un monólogo catalán, aunque seguía sin tirar entre los tres palos y Cobos acabó por hacer los tres cambios.

Un centro desde la banda derecha que Pajuelo no golpeó bien fue la única arrancada local con peligro en la segunda mitad. El agobio azulgrana estuvo a punto de dar sus frutos en un cabezazo de Bartra, a la salida de un córner, al que respondió Fuentes con la mejor intervención de la noche.

El final del partido fue recibido como una gran victoria por los aficionados locales, a los que el resultado les da derecho a soñar con un milagro en la vuelta.

REALICE UN COMENTARIO