United ahogó el grito de campeón del City en un partido histórico

United ahogó el grito de campeón del City en un partido histórico

El equipo de Guardiola se fue ganando 2-0 al entretiempo, pero en el complemento se durmió y los Red Devils lo dieron vuelta por 3-2 en un encuentro para el infarto

por abril 7, 2018

 

El derby de Manchester del 7 de abril de 2018 quedará en la memoria de todos los amantes del fútbol. En un partido para el infarto, el City comenzó ganando 2-0 pero el United despertó en el segundo tiempo, dio vuelta el encuentro 3-2  y le arruinó la fiesta al equipo de Guardiola que con la victoria era campeón.

Muchas veces se escucha la expresión “un tiempo para cada uno”, como una manera de marcar el dominio de los equipos a lo largo de los 90 minutos. El partido más clave de la Premier League, fue así. Como si fuese una frase hecha para este encuentro.

El Manchester City fue una verdadera máquina en el primer tiempo. A los 25′ Kompany conectó un tiro de esquina que salió como un misil al arco de De Gea, que nada pudo hacer. Seis minutos después, a los 31′, Gundogan se metió en el área con una gran jugada que comenzó en el lado izquierdo y logró a puntear la pelota antes de que lo cierre el defensor, enviándola al fondo de la red y estampando un 2-0 que hasta ese momento, parecía lapidario.

Pero en el complemento, a Guardiola se le vino la noche. Ya sea por confiarse demasiado con el resultado o por mérito del Manchester United, en una ráfaga de 95 segundos, los diablos rojos llegaron al empate. En un abrir y cerrar de ojos, Paul Pogba marcó un doblete a los 8′ y a los 10′, que dejó en silencio a todo el Etihad Stadium, que ya estaba descorchando para festejar el título.

Como si eso fuera poco, a los 23′ de la etapa final, Chris Smalling conectó un centro de Alexis Sanchez y daba vuelta quizás el partido más emocionante de la Premier League en toda la historia, por el contexto, el resultado, y por el hecho de arruinarle la fiesta al rival de toda la vida.

Con este resultado, el City tiene primero que remontar el 3-0 frente al Liverpool por la Champions y después ganar los próximos dos encuentros del torneo doméstico si quiere gritar campeón cuanto antes. Aun así, todo indica a que efectivamente Guardiola alzará el trofeo de la Premier League, pero esta tarde Mourinho ahogó su grito de campeón.

REALICE UN COMENTARIO