Manu por Manu: La clave de Ginóbili para estar vigente a los 40 años

Manu por Manu: La clave de Ginóbili para estar vigente a los 40 años

El escolta argentino reveló su fórmula para seguir luciéndose con cuatro décadas. Lo dijo durante la conferencia de prensa previa al triunfo de Spurs ante Suns, partido en el que anotó 21 puntos

por enero 7, 2018

Emanuel Ginóbili es la sensación de la temporada regular 2017/2018 de la NBA.

Con cuatro anillos en su haber, 15 temporadas en Spurs y emblema de una franquicia que rompió los moldes de la mejor liga del mundo, Ginóbili se reinventó y ahora, es noticia no sólo por su talento, sino por la vigencia del mismo.

Con 40 años, Ginóbili parece haber entrado en una dimensión desconocida e inesperada: cuando todo parecía recorrido; cuando todo parecía hecho, y no había más lugar para la mejora, Manu quiebra récords históricos de la liga por un simple motivo. Son contados los jugadores que, con 40 años, se lucieron en la NBA. De la lista, surgen los nombres más ilustres del baloncesto: Michael Jordan, Karl Malone, John Stockton, Abdul Jabbar, Steve Nash, Vince Carter, Robert Parish y poco más…

Es por eso, incluso, que su presencia en el All Star Game parece más cerca de lo imaginado. Nadie quiere perderse al 20 de los Spurs, con 40 años, demostrando que sí, se puede ser una estrella y lucirse en avanzada edad… sólo, es necesario, un par de tips, que el propio Manu reveló en conferencia de prensa antes del partido ante Suns: “Si piensan que hice algún ejercicio se equivocan, me fui 47 días a España. (…) No hice nada. Absolutamente nada”, humilló el bahiense.

Luego, explicó: “Pensé que me iba a retirar y no hice nada”, aunque luego, para no hacernos sentir tan mal, confesó: “(…) En agosto, septiembre y octubre volví a trabajar duro. Pero este fue el verano que menos entrené en mi carrera”

También dijo que “lo mejor fue haber podido dormir nueve horas… no pasa seguido con tres chicos”. De esta manera, Ginóbili enseña que: no hay recetas mágicas, el descanso es importante en la alta competencia, y Ginóbili, hay uno sólo. Porque, por más alimentación y trabajo, quienes siguen (seguimos) al subcampeón mundial 2002 desde sus inicios, conocemos que su mayor capital, es la actitud y la materia gris, aquella que lo llevo, sin ser el mejor, a competir (y convertirse en) uno de los mejores.

 

REALICE UN COMENTARIO